Cómo Vestir Bien sea cual sea Tu Presupuesto

El presupuesto es diferente para cada una, y es lo primero que tienes que tener claro, tienes que saber con qué presupuesto cuentas. Así que si todavía lo desconoces, es el momento de pararte a pensar y saber cuanto dinero tienes disponible para ropa.

Además, has de tener una estrategia. Sigue los siguientes pasos y conseguirás gastar menos y vestir mejor:

DEFINE TU ESTILO

Si no sabes quién eres, qué te gusta o qué te sienta bien, es imposible que compres de forma inteligente. Da igual lo que te gastes, ya sean 10 euros o 1000 euros, tirarás el dinero. ¿Quieres conocer tu estilo?

REVISA TU ARMARIO

Antes de comprar algo, tienes que saber qué es lo que tienes y qué te falta. Y para eso te recomiendo que hagas el siguiente ejercicio:

En una hoja escribe todo lo que tengas y que te guste de verdad, que te haga sentir bien y que funcionen para tu estilo de vida y silueta.

En otra hoja escribe lo que tengas que esté casi bien, como ese traje que usas y necesitas casi a diario pero que no tiene el corte perfecto o esos zapatos maravillosos pero con tacones demasiado altos. Aquí te darás cuenta que tienes prendas que necesitas reemplazar porque tu cuerpo ha cambiado o porque son prendas que corresponden a quien quieres ser y no quien realmente eres.

COMPRA, PERO NO CUALQUIER COSA

Responde sinceramente, ¿podrás ponértela para ir a trabajar? ¿lo llevarás en el fin de semana? ¿lo podrás combinar con más cosas de tu armario?

Da igual el presupuesto que tengas, lo que compres tienen que hacer sentir especial. Colores, tejidos, estilos con los que seas tú, y no te sientas incómoda.

No tienes sentido y es tirar el dinero acumular prendas en el armario que no van ni con tu estilo ni se adaptan con lo que llevas normalmente.

SIMPLICIDAD

Las tendencias tendrás que reemplazarlas tan pronto pasen de moda, estampados complicados y prendas muy adornadas son difíciles de combinar y de llevar tanto en situaciones más formales o informales.

Opta por uno o dos neutros que te gusten y favorezcan, y dos colores de tu armonía de color. Busca prendas que vayan bien con la gama elegida. No pienses que esto va a parecer aburrido. Al contrario, estás marcando tu estilo.

COMPRAR NO ES UN DEPORTE

Si no lo necesitas, no lo compres. No importa que solo cueste 5 euros, o que esté súper rebajado. Si no lo necesitas y/o no te lo puedes permitir, es demasiado dinero.

Si sigues páginas de influencers, o de compras en Internet, ten cuidado, ya que estas páginas te animan a comprar, y no solo esto, también te crean la sensación de que te faltan cosas en tu armario, ya sea pantalones de tiro alto/bajo, mangas rectas/abullonadas o lo que sea que sea tendencia en ese momento.

HAZ UNA LISTA Y REVÍSALA

Si ya sabes cual es tu estilo personal, has revisado tu armario y sabes lo que te falta para conseguir ese estilo que deseas, escribe de forma concisa cuales son esas prendas y accesorios. Cuando vayas de compras, llévala contigo y confirma que esa camiseta o ese pantalón cargo están en tu lista.

MEZCLA Y MEZCLA

Sin miedo, prueba a combinar todo lo que tengas. Lleva lo que tienes de diferentes formas. Puede parecerte complicado, pero si no pruebas no sabrás todas las opciones que se esconden en tu armario.

Eso sí, no experimentes una hora antes de una reunión importante de trabajo. Dedica un tarde o dos a probar combinaciones y sácate fotos o apúntalo. Si no te olvidarás.

INVIERTE EN ELEMENTOS DE CALIDAD

Aunque tu presupuesto no te de para comprarte una prenda de lujo piensa en comprar algún complemento de calidad. Puede ser un pañuelo, un collar, un bolso…Son una buena inversión y podrás combinarlo fácilmente.

Conseguirás elevar tu imagen y que el resto de tu conjunto parezca más caro de lo que es.

Fotos vía Unsplash.com

Se el primero en comentar Deja un comentario

Deja un comentario

Tú dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *