Tu imagen habla de ti. Sácale el máximo partido con
Victoria Sommaire

Descubre tu estilo único y aprende a vestir según tu colorido, silueta, estilo de vida y personalidad. Viste bien y siéntete segura y feliz con tu imagen. Además recibirás mi guía gratuita "Encuentra tu estilo en 10 pasos".

¿Qué Excusas pones tú para seguir teniendo tanta Ropa (que no te pones)?

La mayoría de vosotras, por no decir todas, no queréis tener muchísima ropa. De hecho, lo que queréis es simplificar. Tener menos ropa pero que os pongáis más a menudo.

Y salvo unas pocas, que cada temporada retiráis de vuestro armario todo aquello que ya no os vale, no os gusta o no os ponéis de forma regular, a la mayoría os cuesta mucho desprenderos de vuestra ropa. No os lo ponéis pero seguís conservándola.

¿Por qué tienes tanta ropa? Excusas que te pones para no quitar nada de tu armario

-Puede que la necesite más adelante. Gran error. Si no te gusta, no te vale o no la combinas con otras prendas ahora, tampoco lo harás más adelante. Toda esa ropa debe ir fuera. Si tu problema es que no sabes cómo combinarlo, pide ayuda. Y a partir de ahí, guárdala o retírala.

-Ropa que te costó mucho dinero. Si no encuentras la forma de cómo ponértela, debes descubrir porqué no funciona, porqué no te la pones. Has invertido mucho dinero y si encuentras la forma de llevarla harás que tu inversión haya merecido la pena. Si no, por lo menos habrás aprendido y no volverás a cometer el mismo error.

-Es un clásico. Es cierto que hay ropa que “no pasa de moda”, que es “para toda la vida”, pero incluso esta ropa puede dejar de sentarte bien, y puede que fuera perfecta para ti en un momento de tu vida pero ahora ya no lo sea.

-No quiero que se estropee. La guardo para ocasiones especiales. Es cierto que la ropa hay que cuidarla. Pero la ropa está para ponérsela. Disfrútala y haz que su compra haya merecido la pena.

-Presión. No compres lo que te dice tu madre, tu mejor amiga o la dependienta que tan bien te conoce. Puede que sus razones sean ayudarte y lo hacen con su mejor intención, pero si esa falda no te gusta, por mucho que te digan, no te la compres. No te la pondrás. Por eso has de conocerte y saber qué es lo que realmente te favorece, ya que de esta forma te será más fácil no ceder a tanta presión.

-Varias décadas en tu armario. Ropa de cuando tenías 20 años, de un trabajo anterior más formal y conservador, de cuando estabas embarazada…y nada de esto se corresponde a tu vida actual. Tu armario debe reflejar quien eres ahora.

-Regalos. Por mucho que no quieras decepcionar a tu suegra o a tu madre, si ese jersey no es de un color que te favorezca, ni de tu estilo, o simplemente no te gusta, debe ir fuera. Si es complicado, guárdalo aparte y póntelo solo cuando le vayas a ver.

-Varias tallas. Echa un vistazo y dime ¿cuántas tallas diferentes hay en tu armario? ¿2, 3,…? Probablemente pensando que te las podrás poner en cuanto pierdas algo de peso. No. La ropa que no te valga ahora mismo, como mínimo debe estar separada en otro armario, en cajas, pero fuera de lo que es tu día a día.

¿En cuántas de estas situaciones te ves reflejada? ¿Cuál es el primer paso que vas a dar para que vestirte cada mañana no sea algo frustrante sino divertido?

Foto vía fashionlady.in en Pinterest

¿Quieres resaltar lo mejor de ti y ofrecer tu mejor imagen?

Suscríbete ahora a la NEWSLETTER y te enseñaré cómo sacar el máximo partido a tu imagen personal. Además recibirás mi guía gratuita “Encuentra tu estilo en 10 pasos”


Se el primero en comentar Deja un comentario

Deja un comentario

Tú dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *