Lo Que No Debes Ponerte Para Ir a la Oficina en Verano

En verano parece que todo se relaja, que va más fluido. Pero el calor no es excusa para no vestir de forma apropiada. Y mucho menos en tu lugar de trabajo.

Aunque cada empresa es única y cada una tiene diferentes códigos de vestimenta, no te engañes pensando que por muy informal que sea la empresa donde tú trabajas, no te van a juzgar por tu apariencia.

Puede que creas que te puedes poner cualquier cosa, sobre todo si el entorno laboral de tu empresa es más informal o casual, pero es importante seguir ciertas pautas y vestir de forma profesional.

QUÉ DEBES EVITAR LLEVAR
  • Camisetas de tirantes o estilo halter

Puedes encontrar un montón de opciones de tops sin mangas. Las de tirantes finos o estilo halter, llévalas debajo de tu blazer o de una camisa abierta. Cualquier top tipo palabra de honor o similar es un rotundo NO. Lo mismo debes aplicar a vestidos con este escote.

Ten en cuenta que cuanta más piel enseñes, menos influencia y credibilidad tendrás.

Sigue esta regla: no lleves ese top si requiere un sujetador sin tirantes, bajo, no llevarlo o se transparenta.

  • Shorts

 

Deben llegar como máximo unos cinco centímetros por encima de la rodilla. En otro caso, olvídate de llevarlos a la oficina. Y lo mismo para las faldas y vestidos.

 

  • Lo que llevarías a la playa, gimnasio o a un festival de música

¿Crees que te van a tomar en serio llevando chanclas? Totalmente descartadas.

Y por mi parte, yo también excluiría las sandalias planas que dejan ver tu pie casi al completo. Demasiado informales para la oficina.

Y también olvídate de deportivas, sandalias tipo Birkenstock, pantalones yoga o deportivos, vaqueros rotos o cortados, y vestidos playeros.

  • Ropa Interior a la vista

Totalmente inadmisible. Con esto me refiero a:

    • – ropa interior que sobresalga de pantalones bajos
    • – que se vea, se transparente o no llevar sujetador
Transparencias

Aunque sea un vestido o falda ligeramente transparente o una blusa vaporosa que deje entrever tu ropa interior, no es una opción apropiada para un entorno profesional. Déjalo para el fin de semana u otra situación más lúdica.

 

Si tienes dudas pregúntate lo siguiente: Si tuvieras una reunión imprevista con un cliente importante o con tu jefe, ¿te sentirías cómoda y profesional así vestida? Si la respuesta es no ya sabes lo que hacer. Cambiarte.

Fotos vía Pinterest

Se el primero en comentar Deja un comentario

Deja un comentario

Tú dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *